jueves, 30 de mayo de 2013

Por vos, tu voz.

(a Mónica Fazzini,
por la  presentación de su libro
"El insisght del diablo")

Desmentida. Tu voz te des-miente.
Esa con la que lanzas sentidos desde tu alma ¿Los escuchas?
Apenas respiras palabras,
una a una y cada una, con contundencia,
no refiere lo manso de tu mirada habitual.
Contundencia y caricia.
Transformación en fantástica sucesión de letras.
Tus argumentos. Tus desafíos, me con-mueven.
Sorpresa.
El encanto del diluirse uno en juegos y reacomodarse
en creencias, en sensaciones, en exploración,
donde  sacudís a los vivos, vos
para perseguir juntos en gorriones de juego,
la trama, con drama y risa no fácil.
Tiempos.
No se diluyen en tu timidez. Van creciendo, elevándose,
necesidad del rebote de presencia, en brotes de afecto.
Maravillas.
Tu voz te des-cribe y sale de tu piel, haciendo de las esquinas encuentros,
que exploran y hacen más allá de vos.
Tanto,
que te envuelven en el goce de gozar,
se siente, lo siento,
en creación de un universo chiquito que se expande.
Espacios.
Dibujos de paredes, de calles,
de miradas, de canciones, de voces.
Preguntas. Palabras que vivifican.
Sigo acariciando el blanco y el derramado en letras
que contiene tu creación.
Hermoso momento de canto y ahora que solo,
me entrego a la evocación de un buen momento en mi vida,
me llega todavía, por vos tu voz.