lunes, 7 de noviembre de 2011

...pero amor.


lágrimas fueron.
risa que anida.
ansia que impulsa.
caminos, rayos, piedras,
la muerte, la vida,
madera ahuecada
por caricias, esperas.

no hay pozo que valga
una cosa, un gesto, una pasión;
cama, canción, sol.

solo, no soledad,
sin miedo, al fin
se afronta sin afrenta, no más.

luego, con vos
boca abierta a besos,
a los besos, que te quiero,
cada vez que encuentro tu mirada
puesta en mi.

silencios, en risas, en lágrimas,
en dichas, en tristezas,
en puntos de llegada
y de partida que renuevan
nuevos cantos,  sencillamente
no podría vivir sin ellos,
no podría vivir sin vos.

sabemos de la fatiga, pero amor
que bueno acaricies mi alma.