miércoles, 8 de marzo de 2017

anhelo-fiebre

 
   Cubierto ya los muros de la casa gris, con la enredadera que desde hacía tiempo tuvo en mente, sabía que en pronta primavera daría sus primeras flores.
   De entre sueños, la fiebre hacia delirar su memoria, removiendo piedras de la desidia que pretendían apagar su fuego… se animó a ver a través de la ventana. Anhelaba que aun estuviera allí, cuidando el jardín…